* NUEVA ENTRADA TRAS EL VERANO. Siempre para AYUDAR A DAR VIDA A LA VIDA. Un saludo amigos.

Discapacidad y la realidad de la accesibilidad, ¿un derecho real? o ¿Un privilegio como piensan otros?...

No es la discapacidad o la adversidad lo que hace difícil la vida, si no los pensamientos, actitudes,  egoismos y  acciones de los demás.

En España según:
La Ley 15/1995, de 30 de mayo, sobre Límites del dominio sobre inmuebles para eliminar barreras arquitectónicas a las personas con discapacidad.
El R.D. 556/1989, de 19 de Mayo, por el que se arbitran medidas mínimas sobre accesibilidad en los edificios.
La Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los Minusválidos.
La Orden de 3 de marzo de 1980, sobre características de accesos, aparatos elevadores y acondicionamiento interior de las viviendas con accesiblidad a minusválidos.
La Ley 3/1990 de 21 de junio, por la que se modifica la ley 49/1960, de 21 de julio, de propiedad horizontal, para facilitar la adopción de acuerdos que tengan por finalidad la adecuada habitabilidad de minusválidos en el edificio de su vivienda.
La Ley 51/2003, de 2 de Diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

Según esto, este país debería ser una maravilla para los discapacitados, pero ¿es real y se cumple? ROTUNDAMENTE NO

¿Y por qué no se cumple? La gran mayoría de los casos las grandes barreras arquitectónicas son las que pone la misma sociedad, casi siempre por beneficio o interés propio, sin saber que la vida es muy larga y nunca sabrán hasta que punto algún día puedan ser usuarios de los mismos beneficios.
Sí, porque aunque estés leyendo esto y no seas discapacitado, no sabrás si al llegar la noche, la mañana, la semana que viene, o cuando el destino te lo depare tú, o tu hijo, tu mujer, tus padres, amigos o algún familiar pueda necesitarlo y entonces te darás cuenta de lo estúpido que te creías al pensar que eso no era para ti, que a ti nunca te iba a pasar eso, y como dice el refrán "por mi puerta pasarás".

Lo que no entiende la gente, es que a lo largo de una vida todos necesitaremos en algún momento esa accesibilidad que demandamos los discapacitados para poder hacer nuestra vida, que no es otra que la misma que los demás, como los padres con su bebé en la sillita que no pueden ir por la acera, la abuela o padre mayor que necesita andador o silla de ruedas, el joven deportista que se ha roto una pierna o ¿quién no se ha hecho un esguince?.

Lo único que demandamos los discapacitados es poder hacer nuestra vida, salir y poder ir a la compra, poder entrar a la biblioteca, al teatro, al museo, al centro de salud, a cualquier servicio público como cualquier persona o como no a tomarnos un vino en cualquier bar.

Nosotros desde que somos discapacitados nos prepararnos para vivir, para luchar contra la sociedad y contra las barreras, estamos en continua preparación, y ¿por qué cuando creemos que estamos preparados la sociedad se empeña en ponernos pruebas y exámenes a diario? cuando a ellos mismos nadie se las impone......

Tienes que estar preparado como discapacitado a enfrentarte a que te dejen en la calle  ya que no puedes acceder a la gran mayoría de los lugares, a pasar frío o calor, a que te quiten tu plaza de aparcamiento y encima te digan "no te quejes que eres un privilegiado". Y es que yo creo que hay gente que no entiende la finalidad de los aparcamientos reservados a minusválidos y mucho menos los respetan, que creen que ocupando tu plaza y poniendo los 4 intermitentes ya están a salvo, o que te digan espérate que solo voy a parar 2 minutos, o hasta incluso los que se bajan haciéndose el cojo, hay de todo y para todos.

Lo triste es que no te queda más que callarte y agachar la cabeza e irte por educación y pensar por mi puerta pasarás....
Por eso recuérdalo siempre.
Luego hacer tu vida por la calle es un dilema que te encontrarás a diario, peguntándote si podrás ir a tal sitio, si podrás entrar, si podrás cruzar la calle o ir por la acera.

A mí en gran parte de las calles me es imposible ir por la acera, lo que me obliga a ir por el asfalto pegado al bordillo, pues aún así hay gente que en vez de apoyarte y preguntarte te dice "chulo que vas por donde te sale de...", o "¿es que no ves que estorbas?, "vamos que me estas haciendo ir mas lento" o hasta incluso llegar a una esquina y que no haya rampa en la acera y que te digan en tu cara "no te quejes que de siempre a los "baldaos" se les ha subido el bordillo", etc etc, y esto es la sociedad, la educación de mucha gente, hasta incluso de los mas jóvenes...

Que llegas a un ascensor y a la gente de la igual, suben los primeros y te dejan esperando cuando hay un cartel claro de uso o prioridad a discapacitados y bebés o que intentes usar un transporte público y todo sean pegas y te dejen en la acera porque retrasas mucho, aunque por suerte ya suele haber taxis adaptados.

Por todo esto es por lo que te he estado diciendo en entradas anteriores que tienes que trabajar en tu preparación mental, porque es donde más daño y más golpes te darán al cabo del día y muchas veces de gente muy cercana.

Verás y deberás a acostumbrarte a ver como arreglan la calle por la que pasas a diario y la dejan inaccesible o difícilmente transitable, que no paran de poner obstáculos por las aceras, postes de luz, de la zona azul, señales, farolas o cualquier tipo de mobiliario urbano..., o intentas ir a un edificio público y ves que está accesiblemente mal y para colmo que haya tengamos que escuchar de parte de la sociedad que encima nos llamen privilegiados por tener accesos, posiciones o aparcamientos reservados...

La verdad es que todo hay que decirlo, y en España hay sitios muy accesibles, que se preocupan por ello y es cuando te das cuenta y te da más rabia de por qué donde tú vives no puedes tener eso. Y la respuesta es fácil, porque al final siempre dependemos de la sociedad y las personas.

Cuando estuve en algunas ciudades de Estados Unidos, está todo y digo TODO o casi accesible tanto edificios públicos como el más triste establecimiento o tienda particular, y me llamó tanto la atención que pregunté al dueño del negocio que por qué estaba todo tan accesible y me respondió que socialmente allí si no haces accesible el negocio la gente no va porque te ven que eres un discriminador y un insociable, ¡COÑO! igualito que aquí, porque si das acceso a un discapacitado lo ganas a él y a su familia y su gente como clientes, mientras que en España cuando abren un negocio y lo dejan inaccesible y preguntas el porqué te dicen que "total para uno que hay que es discapacitado..."

Que allí si el mandatario o político de turno no lucha y trabaja por la accesibilidad y la discriminación difícilmente es reelegido por su falta de civismo, por eso los edificios públicos están completamente accesibles por muy antiguos que sean, y en España con eso de que es histórico y se daña la estética te dejan en la calle.........

Normalmente los políticos deberían trabajar para la sociedad y aquí parece ser que nosotros, los ciudadanos, trabajamos para ellos.
El caso es que siempre volvemos a lo mismo, la mentalidad y el civismo social. 

Comprobaréis como hacen pisos con rampas imposibles de usar, o con un escalón en la entrada y los venden como accesible, ¿por qué se permite esto? porque no hay nadie que se dedique a controlar que esas leyes que puse al principio se cumplen.

Hacen baños adaptados a discapacitados y te los hacen inaccesibles o mal adaptados,
y encima con subvenciones y nadie controla eso?....
Cuando van a hacer un bloque de pisos o edificio público te exigen en el proyecto una rampa, y la hacen SÍ, pero ¡qué rampa!... y nadie controla eso?...
Hacen aparcamientos reservados a minusválidos y casi siempre están ocupados por coches que o bien no son de discapacitados o tienen una tarjeta falsa de accesibilidad fotocopiada en color, y nadie controla eso?.....
Aquí nadie controla nada, solamente se fijan en si te quejas o en los privilegios que tienes sin ni tan siquiera acercarse y preguntar.

Yo solo os reitero una cosa, nadie está exento de sufrir una discapacidad a lo largo de su vida, y si en vez de venir a leer este blog cuando ya la padeces o en pensar y decir "ahora me doy cuenta", nos preocupáramos en pensar que quizás ese pueda ser yo mañana o sus necesidades podrán ser las mías, este mundo, este país, este pueblo empezará a ser otro. 

Por lo tanto y por último sólo digo a todos aquellos dementes que nos creen a los discapacitados unos privilegiados, QUE SI TAN BIEN CREEN QUE ESTAMOS QUE SE CAMBIEN POR CUALQUIERA DE NOSOTROS PARA SIEMPRE con sillita y todo y luego vas y me lo cuentas, o como dice el amigo Mota, luego vas y lo tuiteas......

Y pensar que la falta de accesibilidad no sólo la padece el discapacitado, si no también su familia, sus amigos y su gente más cercana, joder cuánta gente "privilegiada" ¿NO?..........

Un saludo amigos y compañeros de batalla de la vida.
*Si tu me dedicas una hora de tu tiempo en leerme, yo te regalo mas de 24 años de mi vida en experiencias.

Raul Martinez